Show

Érika Zaba pide paz y tranquilidad tras vivir violento asalto

A un mes de convertirse en mamá, la cantante Érika Zaba y su esposo fueron víctimas de la delincuencia e inseguridad

Por  Francisco Inzunza

Afortunadamente el embarazo de Ériza Zaba no se vio afectado ante el momento que vivieron.

Afortunadamente el embarazo de Ériza Zaba no se vio afectado ante el momento que vivieron.

Francisco Oliveros Gómez narró en su cuenta de Instagram que él y su esposa Érika Zaba (integrante de OV7), sufrieron un asalto con lujo de violencia. Cabe señala que a los delincuentes poco les importó que Érika estuviera en avanzado estado de gestación (tiene 8 meses de embarazo).

"Mi hermosa Ciudad se cae a pedazos y a mis gobernantes simplemente o parece no importarles o son incapaces de evitarlo. Este viernes pasado mi esposa y yo fuimos víctimas de un asalto donde con lujo de violencia nos abordaron en el coche. No importó que no trajéramos nada visible, mucho menos importó que ella estuviera embarazada de 8 meses con las consecuencias que esto pudo tener", comentó Francisco Oliveros Gómez.

En su perfil de Instagram Érika Zaba agradeció a todos sus fans por sus mensajes de apoyo ante ese amrago momento. "Para quienes no se enteraron, mi esposo y yo tuvimos un muy desagradable percance el viernes por la noche. Para quienes si se enteraron, les agradezco tantas muestras de preocupación y cariño".

Lo verdaderamente importante es que los tres estamos bien, todo queda en la perdida material y en una sensación de intranquilidad que me aprieta el estómago.

La integrante de OV7 informó que la mañana de este lunes acudieron a poner la denuncia correspondiente. "Cumpliendo con nuestra obligación ciudadana, el día de hoy levantamos la denuncia ante el ministerio público". 

Por favor cuídense mucho y ojalá pronto, todos podamos recuperar nuestra tranquilidad para vivir en paz en nuestra ciudad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Para quienes no se enteraron , mi esposo y yo tuvimos un muy desagradable percance el viernes por la noche . Para quienes si se enteraron , les agradezco tantas muestras de preocupación y cariño . Lo verdaderamente importante es que los 3 estamos bien y todo queda en la perdida material y en una sensación de intranquilidad que me aprieta el estómago . Cumpliendo con nuestra obligación ciudadana , el día de hoy por la mañana , levantamos la denuncia ante el ministerio público de el asalto que tuvimos . Porfavor cuídense mucho y ojalá pronto TODOS podamos recuperar nuestra tranquilidad para vivir en paz en nuestra ciudad . ����������������.................. repost @francisco.oliveros.gomez ........ Tenía dudas de subir este post, pero al final no me quiero quedar callado ante lo que estoy viendo. Mi hermosa Ciudad se cae a pedazos y a mis gobernantes simplemente o parece no importarles o son incapaces de evitarlo. Este viernes pasado mi esposa y yo fuimos víctimas de un asalto; donde con lujo de violencia nos abordaron en el coche. No importó que no trajéramos nada visible, mucho menos importó que ella estuviera embarazada de 8 meses con las consecuencias que esto pudo tener; al final éramos una blanco perfecto, atascados en el tráfico de esta Ciudad, indefensos, sin como poder movernos, abandonados a nuestra suerte y a merced de dos cobardes que sin más tenían el poder para decidir si nos golpeaban o no, si vivíamos o no; si mi hijo nacía o no. Me declaro anti político. Para mi todos los políticos, sin importar el color son iguales, todos me generan las más profundas suspicacias y me cuesta mucho trabajo creerles sin embargo al final, pago mis impuestos, doy trabajos, educo a mis hijos con valores e intento vivir una vida ayudando a la gente; a cambio espero del Estado que me otorgue la mínima garantía de seguridad. Será mucho pedir?

Una publicación compartida de Erika Zaba (@erikazaba) el

El esposo de Ériak Zaba mencionó que los delincuentes que los asaltaron, pudieron haber terminado con la vida de su hijo. "Al final éramos una blanco perfecto, atascados en el tráfico de esta ciudad, indefensos, sin como poder movernos, abandonados a nuestra suerte".

A merced de dos cobardes que sin más tenían el poder para decidir si nos golpeaban o no, si vivíamos o no; si mi hijo nacía o no.