Salud

Vitamina D buena para los huesos ¿También lo es para el corazón?

La vitamina D se crea cuando las personas se exponen a la luz solar y también proviene de unos cuantos alimentos tales como pescado graso como salmón y productos lácteos

Por  EFE

Foto: Freepik.

Foto: Freepik.

Estados Unidos.- La vitamina D tiene un lugar importante en la salud en general, pero si la ha estado tomando como suplemento para fortalecer el corazón, unas investigaciones recientes podrían decepcionarlo.

Aunque la vitamina D es mejor conocida por su función para desarrollar huesos fuertes, tener niveles bajos en la sangre se ha vinculado con riesgos elevados de padecer ataques del corazón y cerebrales. Sin embargo, estudios recientes encontraron que los suplementos de vitamina D no apoyan la salud del corazón.

"Al principio hubo mucho entusiasmo para usar vitamina D como tratamiento para las enfermedades cardiovasculares, y eso se basó en datos provenientes de observaciones", dijo la Dra. Erin Michos, profesora asociada de medicina en la Escuela de Medicina Johns Hopkins, en Baltimore.

"El vínculo fue que personas con niveles bajos de vitamina D en la sangre tienen riesgos mayores para muchas cosas malas", comentó, "las cuales incluyen un riesgo aumentado de padecer ataques del corazón, ataque cerebral, insuficiencia cardíaca y hasta un riesgo mayor de muerte. Fue una relación bastante marcada".

Pero las asociaciones no siempre significan causalidad. En junio, un análisis en cardiología de JAMA que incluyó 21 ensayos clínicos mostró que los suplementos de vitamina D no reducen el riesgo de tener o morir por un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Un estudio de 2018 muy publicitado llamado VITAL fue parte de ese análisis.

Los investigadores estudiaron, a más de 25 mil personas, en todo Estados Unidos, que tomaron un suplemento diario de 2.000 unidades (IU) de vitamina D o un placebo.

"La pregunta clave fue si se necesita más vitamina D de lo requerido para la salud ósea, para poder tener una salud cardíaca óptima", dijo la Dra. JoAnn Manson, autora principal del estudio VITAL publicado en el New England Journal of Medicine. "Y, basándonos en la investigación disponible, parece que la respuesta es no".

Manson, profesora de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, y jefa de medicina preventiva en el hospital Brigham and Women’s Hospital en Boston, dijo que hasta los participantes del estudio que tuvieron niveles bajos de vitamina D al inicio, no vieron riesgos disminuidos de ataques del corazón o cerebrales como resultado de los suplementos.

vitamina d para el corazón
Foto de Comida creado por whatwolf - www.freepik.es

"Hay estudios prometedores que indican que la vitamina D podría reducir el riesgo de la insuficiencia cardíaca, pero eso necesita investigarse más", dijo Manson. "No obstante, la evidencia hasta la fecha dice que tomar suplementos de vitamina D con dosis de moderadas a altas no parece reducir el riesgo de padecer ataques de corazón o cerebrales".

Los investigadores de VITAL pronto emitirán informes acerca de otros resultados relacionados con insuficiencia cardíaca, diabetes, cognición y trastornos de autoinmunidad, agregó.

La vitamina D se crea cuando las personas se exponen a la luz solar y también proviene de unos cuantos alimentos tales como pescado graso como salmón y productos lácteos fortificados. También ayuda al cuerpo a absorber calcio y fósforo además de proteger en contra de la pérdida de la masa ósea.

Debido a que la vitamina D se produce principalmente por síntesis en la piel después de exponerse a la luz solar, el estudio VITAL también se enfocó en el efecto que este suplemento tiene en personas con piel de pigmentación obscura, por lo cual más de 5.000 de los 25.871 participantes del estudio fueron afroamericanos.

"Nos interesó mucho determinar si la vitamina D tiene un beneficio mayor en personas afroamericanas", dijo Manson. "En efecto, vimos señales de que podría haber beneficios en cuanto a reducción del cáncer, pero sin estadísticas muy significativas. En cuanto a la salud del corazón, no vimos beneficios adicionales basados en raza o etnia".

Manson dijo que estos hallazgos recientes también son importantes para personas que toman suplementos de vitamina D en mega dosis por arriba de 10.000 unidades diarias (UI), por ejemplo, ya que podrían estar provocando algún daño si no lo hacen realmente por necesidad médica.

"Hay cierta preocupación de que suplementar con dosis muy elevadas podría propiciar calcificación de los vasos sanguíneos e incluso tener efectos adversos", dijo. "Por lo tanto, un principio importante es que más no es necesariamente mejor. De hecho, las mega dosis de vitamina D pueden tener ciertos efectos dañinos".

Michos dijo que las personas que toman suplementos de vitaminas aun sin tener una deficiencia diagnosticada, los que se "preocupan bien" por su salud, tendrían mejores resultados enfocándose mejor en llevar un estilo de vida saludable.

"La gente desperdicia dinero en suplementos con la esperanza de obtener una panacea beneficiosa", agregó Michos. "En realidad, y para la mayoría de las cosas, todos los nutrientes necesarios se pueden obtener de una dieta sana para el corazón, junto con actividades físicas normales y mantener un peso corporal saludable.

"La gente trata de encontrar una solución fácil con una píldora mágica, y eso realmente no existe".