Salud

Qué cantidad de frutas y verduras en realidad necesita

Quizá piense que es demasiado difícil consumir las cinco o más porciones recomendadas de frutas y verduras al día, y tal vez ya ni lo intente

Por  Juan Leyva

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Estados Unidos.- Muchos estadounidenses todavía no consumen suficientes frutas, verduras y otros alimentos saludables.

Si el dinero y el tiempo son un problema, quizá parezca que la tienda de rosquillas y la cafetería por donde pasa en la mañana y la cadena de comida rápida más cercana encajan mejor con su horario y presupuesto, aunque sepa que esa comida no es nutritiva.

Quizá piense que es demasiado difícil consumir las cinco o más porciones recomendadas de frutas y verduras al día, y tal vez ya ni lo intente. En cualquier caso, los resultados de un estudio global de gran tamaño deberían animarlo a reanudar sus esfuerzos por comer de forma más saludable.

El estudio examinó los patrones de alimentación de las personas de 18 países, y cómo las frutas, verduras y legumbres (frijoles, guisantes secos y lentejas) afectaban la mortalidad y la salud cardiaca. Los resultados confirmaron que comer esos alimentos saludables reduce el riesgo de enfermedad cardiaca, ataques cardiacos y muerte precoz. También mostraron que puede obtener esos beneficios con tan solo tres o cuatro porciones diarias. Pero eso no quiere decir que si consume una mayor cantidad deba reducirla, pero las personas que consumen poco o nada pueden intentar cumplir esa meta más modesta.

Imagen de 超 张 en Pixabay

Los estudios ofrecieron otros hallazgos sorprendentes. Uno es que comer más frutas, semillas y frijoles puede ser tan bueno como comer más verduras, una buena noticia para los que simplemente no soportan el brócoli y la col rizada. Y cuando consuma verduras, es mejor comer la mayoría crudas para obtener la mayor cantidad de nutrientes. Las excepciones son los alimentos ricos en licopeno (como los tomates) y betacaroteno (como las batatas y las zanahorias), en los cuales la cocción parece mejorar la "biodisponibilidad" de esos nutrientes, es decir, la cantidad que el cuerpo puede absorber y usar.