Salud

Amputan un brazo a mujer por una peligrosa bacteria carnívora

Comenzó a tener síntomas como influenza pero terminó con un brazo amputado

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa.(Imagen de <a href=David Mark en Pixabay)" data-full="/__export/1571695334655/sites/debate/img/2019/10/21/amputan_brazo_a_mujer_por_bacteria_comecerebros_crop1571695261448.jpg_1797634786.jpg" data-size="w:1920,h:1083" />

Foto ilustrativa. | Imagen de David Mark en Pixabay

México.- Kierra Eames, una mujer de 26 años de edad perdió uno de sus brazos que tuvo que ser amputado debido a que contrajo una bacteria "come carne". La mujer contó que su calvario comenzó en enero pasado. 

Ella dijo que comenzó a sentir fiebre y un dolor terrible en el brazo y otros síntomas similares a los de la influenza, por lo que fue llevada de urgencia al hospital. 

Tras su estancia hospitalaria los médicos le realizaraon estudios en su brazo uno de ellos fue un conteo de leococitos al que dio alarmantemente bajo. También los médicos determinaron que Kierra tenía fascitos necrozante y que sus tejidos habían comenzado a descomponerse debido a la bacteria que atacó su piel y tejidos. 

Los médicos decidieron inducir a la paciente a un estado de coma por once días y fue trasladada a un hospital de Salt Lake City pero la infección avanzaba de manera alarmante. Finalmente el 13 de enero le amputaron el brazo. 

La paciente explicó que le practicaron una cirugía en la que pretendían remover el 40 por ciento de la masa muscular del brazo pero la infección continuo extendiéndonse hasta otros órganos. Incluso, recalcó que al corazón que se había comenzado a poner morado. 

La mujer despertó del estado de coma sin su brazo y sin idea de lo que habia sucedido. 

Qué es la fascitis necrozante

La fascitis necrosante es una infección bacteriana rara que se propaga por el cuerpo rápidamente y puede causar la muerte. Para detener la infección es importante hacer un diagnóstico preciso, dar tratamiento con antibióticos rápido y operar con prontitud. Vea a un médico de inmediato si tiene fiebre, mareos o náuseas al poco tiempo de haber tenido una lesión o una operación.

En la actualidad el padecimiento se define como una infección progresiva de tejidos blandos, altamente destructiva que provoca necrosis de piel, grasa subcutánea y fascia. Debido al carácter devastador de la enfermedad el diagnóstico y tratamiento deben ser precisos y oportunos, porque de otra forma la destrucción de los tejidos puede ser tan extensa que demandaría mucho tiempo en su recuperación y elevada mortalidad.