Política

Oposición culpa a Morena por rezago en el Congreso

Los coordinadores de los grupos parlamentarios del PRI y del PAN señalan que el dictamen de iniciativas ha sido muy selectivo en las comisiones que preside Morena

Por  Francisco Castro

Aspecto de la sesión ordinaria del pasado 30 de julio, un día antes de terminar el segundo periodo ordinario.(Foto: El Debate)

Aspecto de la sesión ordinaria del pasado 30 de julio, un día antes de terminar el segundo periodo ordinario. | Foto: El Debate

Los responsables de la baja productividad de la 63 Legislatura tienen nombre y apellido, así lo afirmaron los coordinadores de los grupos parlamentarios del PRI y del PAN al señalar como los generadores de este rezago de iniciativas a la fracción de Morena y a sus diputados, que presiden la mayoría de las comisiones dictaminadoras en el Congreso local.

El posicionamiento de los legisladores Sergio Jacobo Gutiérrez, del PRI, y Jorge Villalobos Seáñez, del PAN, surgió tras la publicación este miércoles del tema titulado «La 63 Legislatura local, de las más improductivas» [https://bit.ly/30pOGRE], en el que se hace un análisis de las iniciativas presentadas ante el Congreso durante el periodo del 1 de octubre del 2018 al 31 de julio del 2019, el cual confirma que de 852 propuestas solo un tercio ha sido aprobada, pero la mayoría son decretos para la autorización de pensiones.

Ambos coordinadores de bancada coincidieron en que los integrantes del grupo parlamentario de Morena, que son mayoría en el recinto legislativo, se han enfrascado en un ambiente de confrontación y discusiones estériles, pero además les está cobrando factura la inexperiencia y la falta de voluntad política.

Parte del contexto legislativo

Durante los primeros diez meses de ejercicio de la actual legislatura, el Congreso ha recibido 852 iniciativas, de las cuales 284 han sido aprobadas, pero de estas últimas solo trece plantearon la creación de nuevas leyes, nueve obligaron a reformar leyes vigentes y dos más implicaron reformas a la Constitución local.

Ilustración El Debate

Y aunque los miembros del Congreso local son quienes más iniciativas presentaron, únicamente se aprobaron quince de ellas, equivalentes al 4.7 por ciento; mientras que de los 182 proyectos que hicieron llegar los ciudadanos solo ocho fueron avalados (4.39 %).

Las cifras anteriores fueron retomadas por los coordinadores de los diputados panistas y priistas Jorge Villalobos y Sergio Jacobo Gutiérrez, respectivamente, quienes lamentaron que con estos números no hay certeza para la ciudadanía de que sus propuestas puedan ser aprobadas.

Villalobos Seáñez recordó que prácticamente todas las iniciativas pasan por la Comisión de Puntos Constitucionales, que preside el morenista Horacio Lora Oliva, pero lamentó que sea ahí donde se atora la mayoría.

Recordó incluso que la mayoría de las comisiones (14) están presididas por diputados de Morena, y afirmó que el dictamen que hacen es muy selectivo, y «únicamente aprueban o deciden impulsar iniciativas de interés para este grupo parlamentario o para aquellos grupos que apoyan su movimiento».

Incluso citó la Ley de Profesiones del Estado de Sinaloa, una propuesta de la diputada del PAS, Angélica Díaz Quiñónez, y del exdiputado Víctor Antonio Corrales, que fue aprobada el pasado 31 de julio: «Son iniciativas que están muy direccionadas, pero que nada tienen que ver con un primer tema de una legislación obsoleta y anacrónica que es la propia ley orgánica del Congreso; tampoco hay legislaciones sobre aspectos que detonen aspectos de desarrollo sustentable ni modificaciones a la ley de movilidad para evitar topes a capricho, no hay un plan rector que se cumpla; no vemos trabajo legislativo».

Falta respaldo técnico

Para Sergio Jacobo Gutiérrez es muy notoria la falta de un staff técnico calificado que apoye al interior de las comisiones en la elaboración de los dictámenes, pues señaló que aunque los legisladores reciben apoyo para la contratación de asesores, muchos de los contratados no cumplen con el perfil requerido y esto agudiza el rezago: «Se recurre al área jurídica del Congreso, pero ahí se forma un cuello de botella», añadió.

El líder de los diputados priistas hizo énfasis en el número iniciativas para la creación de leyes, en donde asegura que, de doce decretos avalados, algunos son homologaciones de leyes federales que por rigor se tienen que aprobar, y solo cinco corresponden a nuevas leyes propuestas en lo local, por lo que en promedio se aprueba una ley cada dos meses y el costo promedio de cada nueva ley es de 29 millones de pesos. 

La postura de Morena

Por su parte, Graciela Domínguez Nava, coordinadora de los legisladores morenistas, reiteró a través del coordinador de comunicación social de su bancada en el Congreso que quienes ven ineficiente y cara a la actual legislatura le están dando un enfoque equivocado y «tienen una visión muy corta de lo que significa un parlamento».

Tras justificar una agenda saturada, hicieron llegar el mismo posicionamiento que hizo público este martes, aclarando que seguía en la misma postura, y en el que indica que no se pueden estar generando iniciativas fast track. Incluso añade que un parlamento no solo hace leyes, sino que también fiscaliza, trabaja un presupuesto y debe ser un contrapeso con otros poderes. «Es una visión muy corta sacar una simple división para calificar todo el trabajo del Congreso», asegura textual en el posicionamiento.

También aclara que el trabajo de la 63 Legislatura ha sido con la finalidad de generar «un impacto real en la calidad de vida de los sinaloenses, anteponiendo la transparencia, la rendición de cuentas, el combate a la corrupción y evitando el dispendio injustificado de los recursos públicos».

Cateos

Sobre las declaraciones de legisladores morenistas que han reprochado que cuando ellos eran minoría el PRI los aplastaba y no dictaminaba sus iniciativas, Jorge Villalobos se refirió a esto como un círculo vicioso, pero aseguró que Morena y el PRI son exactamente lo mismo, con los mismos vicios: «Pero hoy estamos peor, porque lo único que está haciendo esta mayoría es reciclar temas que manifestaron desde un principio, como la cuota liga, las pensiones y ahora las cuentas públicas, y si esa será la lógica para el segundo año de ejercicio, la ciudadanía se va a desencantar», indicó.

Llamado a corregir el rumbo

Luego de reconocer que la curva de aprendizaje en la actual legislatura se ha prolongado más de lo debido, el coordinador de los legisladores priistas, Sergio Jacobo Gutiérrez, dijo que es importante darle vuelta a la página y hacer conciencia en que como se está trabajando no se pueden dar los resultados que la sociedad espera.

Habló de la necesidad de algunos ajustes internos para que los trámites para pensiones no pasen por el pleno y se acorten los tiempos de dictamen, pero también urgió a revisar los perfiles de los asesores y a generar un ambiente de menos confrontación y de más trabajo sustantivo al interior del recinto.