Política

Exigen masones un Estado laico

La Gran Logia Valle de México denunció el 'desmantelamiento del Estado laico'  por los grupos religiosos que hoy reparten la Cartilla Moral de López Obrador

Por  Agencia Reforma

Exigen masones un Estado laico(Reforma)

Exigen masones un Estado laico | Reforma

Ciudad de México.- Ante el vocero presidencial, Jesús Ramírez, que defendió la participación de grupos religiosos en el Gobierno, la Gran Logia Valle de México denunció el "desmantelamiento del Estado laico" por los integrantes de religiones que hoy reparten la Cartilla Moral de López Obrador y criticó que se les quiera dar también medios de comunicación.
 
Jorge Gaviño, miembro de la agrupación de liberales mexicanos, afirmó que Benito Juárez separó de manera absoluta las iglesias y el Estado.

"No queremos, y este es un llamado respetuoso, atento, que le hacemos al Gobierno de la República, no queremos que las cartillas morales o los códigos éticos o los libros de texto o lo que sea los distribuya el clero, lo distribuyan los pastores", aseveró durante una reunión con Ramírez Cuevas.
 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

 "¿Por qué darle una herramienta de Estado, un documento público, a un ministro religioso para que vaya a tocar la puerta de los ciudadanos, a decirles 'traemos un mensaje del Gobierno'?", reprochó luego de que grupos evangélico anunciaron el reparto del documento oficial.
 
 Afirmó que la distribución de la Cartilla Moral podría hacerse por correo, a través de canales públicos o inclusive a mediante el magisterio, como ya se intentó una vez.
 
 "Los masones, y es un principio fundamental, siempre reconoceremos a la autoridad legalmente constituida y con ese respeto y ese reconocimiento le exigimos al Gobierno de la República la separación de las iglesias y el estado", insistió.
 
 Ramírez Cuevas ofreció una conferencia ante unos 300 integrantes de la Logia en su sede de la Colonia San Rafael, en la cual dos grupos se levantaron con mantas en defensa de la separación entre Iglesia y Estado.
 
 Después de la conferencia del vocero presidencial, que insistió en que el actual Gobierno es juarista, Gaviño, ex funcionario de la Ciudad de México, dio una contrarréplica.
 
 "Otra cosa que nos preocupa mucho es que estos grupos que están avanzando han venido desmantelando el Estado laico y ahora están solicitando -parece ser que van por buen camino- tener medios de comunicación, y esto lo consideramos muy peligroso porque vamos a meter a una arena pública lo que ya se resolvió hace muchos años por dos luchas libertarias de este País.
 
 "Entonces, tenemos que tener mucho cuidado y no dar elementos públicos que tiene el Estado a grupos confesionales o grupos religiosos, porque ello va a traer a la arena actual un asunto que ya se resolvió en la historia de este País", expresó.
 
 Gaviño consideró que su lectura de la Cartilla, escrita por Alfonso Reyes en 1944, es beneficiosa, sin olvidar, dijo, que se trata de un texto escrito por un conservador, por lo que sería adecuado preguntarse sin aún es válida en la época actual.
 
 "¿Qué contiene exactamente? Un pensamiento, diré, conservador de aquel tiempo; porque Alfonso Reyes, sin restarle mérito alguno, es un muy distinguido intelectual conservador", sostuvo.
 
Ramírez Cuevas pidió la unión de todos, incluso los religiosos pero a título personal, además, afirmó que el Gobierno actual es juarista y se comprometió a informarle a López Obrador la exigencia, pero indicó que hoy la promesa del tabasqueño es separar a la política del poder económico. 

 "Somos juaristas, el Gobierno de la 'cuarta transformación' es juarista, y, claro, compartimos esta idea fundamental que dio origen a las Leyes de Reforma y el liberalismo mexicano; separar cuestiones de la iglesia con las cuestiones del Estado, pero hoy el Presidente Andrés Manuel López Obrador llama a una nueva transformación separando el poder político del poder económico", dijo.


 Acerca de la Cartilla Moral, indicó que es necesaria para recordar que la competencia no es el motor de la evolución de las especies, sino la solidaridad.

 "La idea es ir reconstruyendo el humanismo. El fin de esta discusión sobre el Código de Ética o de la Constitución Moral, es que en lugar de darnos dentelladas y pasarnos los unos encima de los otros queremos darnos la mano en una fraternidad universal", indicó.

Más noticias