Política

Benéfico cambiar políticas en migración, drogas e impunidad

En entrevista para EL DEBATE, el senador Manuel Añorve Baños habla de la búsqueda de justicia en el caso Ayotzinapa y de la situación actual de las sierras de Guerrero y de Sinaloa en la siembra de amapola

Por  María Sánchez

Manuel Añorve Baños, senador de la República por el Revolucionario Institucional.(Foto: El Debate)

Manuel Añorve Baños, senador de la República por el Revolucionario Institucional. | Foto: El Debate

Sinaloa.- Tres temas de interés actual destacó en entrevista para este rotativo el senador Manuel Añorve Baños durante su pasada visita al estado de Sinaloa: la necesidad de una nueva política migratoria, la búsqueda de justicia en el caso Ayotzinapa que aqueja su tierra guerrerense y el problema de la violencia por la siembra de amapola en dicho estado. 

Urge política migratoria asertiva

Se sabe que, a pesar de que actualmente no hay cambios en la ley migratoria, ahora la Guardia Nacional puede detener migrantes por mandato presidencial y, según informes anteriores del canciller Marcelo Ebrard, se ha enviado a alrededor de 10 mil 500 elementos a la frontera sur con el fin de detener el flujo migratorio que viene de países principalmente centroamericanos, y pese a que aseguran que es una estrategia para regular de forma segura la migración hacia nuestro país, Manuel Añorve considera que estas órdenes del Ejecutivo federal obedecen a que se ha caído en el juego electoral de Donald Trump, quien se ha destacado por manifestar una política antimigrante: «La Guardia Nacional nosotros se la dimos al presidente por unanimidad, y se la dimos porque es un instrumento para hacerle frente a los problemas de inseguridad, pero no se la dimos para que le hiciera el juego sucio y el trabajo sucio al Gobierno americano y detener a nuestros migrantes en el Suchiate».

Dijo además que es tremendamente costoso mantener a los refugiados, pero también mantener activos a los elementos de la Guardia Nacional en dichas fronteras, cuando podrían destinarse a Sinaloa u otros lugares con conflictos.

Añorve observó que es importante que México cuente con una política migratoria justa, donde cada país haga lo que le corresponde, que Estados Unidos debiera estar apoyando a los países centroamericanos, pues no está de acuerdo con que el Gobierno mexicano esté gastando en programas de reforestación o arraigo en dichos países.

Necesidades en el caso Ayotzinapa

Respecto a la decisión del Gobierno actual de retomar el caso Ayotzinapa, en el cual se presume que 43 estudiantes de la Normal de dicho lugar fueron víctimas de desaparición forzada e iniciar una nueva investigación al respecto, Añorve comentó estar de acuerdo, ya que es tema prioritario de los guerrerenses, y es un reclamo justo el que han estado haciendo los padres, al solicitar no solo justicia, sino también encontrar a sus hijos y esclarecer los hecho.

Sin embargo, manifestó estar en desacuerdo con el hecho de que algunos jueces de la Judicatura Federal a cargo del caso hayan liberado a más de cincuenta personas indiciadas y señaladas, inclusive confesas y copartícipes en la situación de desaparición de los normalistas, pues él personalmente ha luchado por que se obtenga la verdad en el caso: «Se nos hace grave la liberación de estos personajes indiciados porque están abriendo la puerta para que pueda liberarse a Abarca y a su esposa», lamentó.

Sugirió, además, que sería importante que el Estado invirtiera en instituciones de investigación con la tecnología adecuada para llevar los casos de desaparecidos, pero la urgencia de respuesta les hace depender de instancias internacionales, como se ha venido haciendo.

Guerrero y Sinaloa

La sierra de Guerrero, al igual que la sinaloense, presentan la situación común de que los habitantes de sus sierras siembren amapola por la necesidad de llevar alimento a sus familias.

Durante la entrevista, Añorve Baños explicó que la situación actual es más compleja porque el precio del kilogramo de goma de opio ha venido a pique, y que convendría a cambiar de estrategias para el manejo de la situación y aprovechar la capacidad de la sierra de Guerrero y Sinaloa para la producción de goma de opio, y esta se destine a fines medicinales, logrando con ello bajar los índices de violencia e inseguridad, generar ingresos lícitos, además de modificar la criminalización actual que se tiene por la siembra de amapola, y de paso convertir a México en una potencia en la producción de opioides, dado el potencial mercado que se tiene en Estados Unidos y su producción farmacológica.

Ahondó en que, además de esto, ya hay un debate en el Senado de la República para conseguir el uso lúdico y recreativo del opio y sus derivados, y que, aunado a esto, hay propuestas permanentes por los Gobiernos de que también se realice la sustitución de cultivos, intercambiando el cultivo de amapola por otros que también reditúen a los campesinos; sin embargo, «por idiosincrasia climática» —mencionó el Senador— se mantiene el cultivo de la amapola en las regiones serranas de Guerrero y Sinaloa.

Informe de labores priistas trae visitas al estado 

El senador Manuel Añorve Baños estuvo en Culiacán el pasado fin de semana para asistir al Primer Informe de Labores del senador Mario Zamora Gastélum y de los diputados federales Erika Sánchez y Alfredo Villegas. En ese marco, el legislador Añorve estuvo de visita en las instalaciones de EL DEBATE.

Apoyo a Centroamérica

Recientemente, el Gobierno mexicano prometió extender un programa de reforestación a Honduras, destinando 30 millones de dólares a la causa y sumando 100 millones de dólares para crear empleos en Centroamérica y reducir las migraciones desde la región.

Nombre: Manuel Añorve Baños

Lugar: Guerrero

Profesión: abogado y senador priista

Funciones: integrante de las Comisiones de Comunicaciones y Transportes, de Defensa Nacional, de Turismo, de Relaciones Exteriores Europa; de la Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas y de la

Comisión Especial para dar Seguimiento a los hechos ocurridos el 24 de diciembre del 2018 en el estado de Puebla.

Fue electo presidente municipal de Acapulco en las elecciones del 2008. Designado candidato de unidad del PRI a la gubernatura de Guerrero en las elecciones de enero del 2011. 

Electo diputado federal de Guerrero en las elecciones del 2012.