Opinión

Rocha se aferra al 2021 vía su suplente y... ¡Estrada Ferreiro!

EL ANCLA

Por  Luis Enrique Ramírez

El parentesco político de Jesús Estrada Ferreiro con Jesús Vizcarra Calderón (las señoras Alma Avendaño Castro y Guadalupe López Castro, sus respectivas esposas, son primas) hace creer al senador Rubén Rocha Moya que el alcalde de Culiacán puede ayudarlo a recuperar su relación con el llamado «señor de la carne», uno de los empresarios más acaudalados del país y mecenas de proyectos políticos de Morena, como fue recientemente el del gobernador electo de Baja California, Jaime Bonilla, y en 2018 el del hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que incluyó a varios candidatos morenistas, como el propio Rocha.

He allí, pues, la explicación de la extraña participación de Estrada Ferreiro en los actos recientes de Rubén Rocha en municipios donde el alcalde de Culiacán nada tendría que hacer. 

En lo público, el senador lo lleva del brazo y lo sube al presídium. En lo privado, le ofrece a Estrada inmunidad frente al cúmulo de denuncias que enfrenta, llevadas ya a instancias nacionales.

Imposible saber si la influencia de Estrada Ferreiro con su primo político sea tanta como para persuadirlo de volver a confiar en la viabilidad de Rocha Moya como prospecto para gobernador del estado. 

Hasta ahora, tanto para Jesús Vizcarra Calderón, como para el exgobernador Jesús Aguilar Padilla, el proyecto Rocha está cancelado. 

El pragmatismo de la dupla Vizcarra-Aguilar es implacable. Rocha y su equipo, encabezado por Graciela Domínguez y Feliciano Castro, han cometido tal cúmulo de errores (como es la división de la bancada en el parlamento local), que optaron por desechar el proyecto y buscar otro «sayo» para la sucesión gubernamental. 

Además, la falta de oficio político del badiraguatense continúa acumulando fallas. Manipular a su suplente en el Senado y comisionado nacional de Pesca, Raúl Elenes Ángulo, de excluir al Gobierno del Estado (concretamente, al secretario de Pesca y Acuacultura Sergio Torres Félix) de los actos de entrega de apoyos federales a pescadores en una serie de municipios, lejos de ayudarlo, lo exhibió de nuevo. Además, faltó a la instrucción que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a los funcionarios y legisladores morenistas desde aquella reunión en el Salón de Gobernadores el 17 de septiembre del año pasado: hacer equipo con Quirino Ordaz. AMLO lo acaba de ratificar en su reciente gira del 10 de junio en Los Mochis: en su discurso oficial hizo un llamado a todos los morenistas a trabajar en unidad con el gobernador. «Nos ha estado ayudando y necesitamos la unidad de todo el pueblo y del Gobierno; la patria es primero», afirmó el primer mandatario, quien predica con el ejemplo: su relación institucional con Quirino es extraordinaria a todas luces.

MANUEL PETRIS. Su genealogía helénica lo dotó de una especial sensibilidad hacia el mundo de las artes, lo cual lo convirtió en uno de los más importantes impulsores de la cultura que haya tenido Sinaloa. Todos los honores que recibe la memoria de Manuel Petris Manjarrez tras su deceso el pasado viernes son, por tanto, merecidos.

Organizador de actividades artísticas que elevaban el espíritu de la población y colaborador de El Sol de Sinaloa en sus años dorados, fundó el Comité Ciudadano Culiacán para la Cultura y las Artes Populares, que en 33 años entregó más de mil reconocimientos a sinaloenses destacados. La diabetes que padecía nunca minó su entusiasmo.

Descanse en paz el alma buena de Manuel. Su partida es un doble dolor para quien esto escribe por el fraternal cariño que desde hace años nos une con su querida hermana, la Lic. Elina Petris Manjarrez, una mujer fuera de serie, admirable desde cualquier punto de vista. Para ella y su familia, un abrazo lleno de afecto en estos momentos de prueba.