Opinión

Sin sombra la Anexa 1

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

Sombras nada más, entre tu vida y mi vida. Me acordé de aquella vieja canción que interpretaba Javier Solís. Y es que en cada sábado que acudimos a nuestro partido de futbol, a celebrarse en la cancha Anexa 1, la exclamación es por una “sombra”. Dónde refugiarse de los inclementes rayos del Sol.

La directiva del Club de Futbol de Veteranos ha tomado la iniciativa de la arborización. Ya se colocaron algunos en partes estratégicas. Pero son muy pequeños, les falta buen rato para que den sombra. Por cierto, uno de ellos ya fue derrumbado, quebrado, y se necesitará reponerlo de inmediato. También los mismos socios se han dado a la tarea de acondicionar una cancha infantil existente, ahí en sus instalaciones. Los nuevos jugadores que están llegando a las diferentes ligas locales se hacen esa pregunta.

La falta de arborización en toda su área. Familias enteras asisten a los partidos de futbol. Y ellas mismas buscan arroparse en cualquier arbusto o poste que exista.

Colofón. Y a propósito de panjos, quirmus, wifloviyis, -traducción- “La sonrisa de hoy va dirigida a ti, así como así”. ¡Ai´sí!

La afición futbolera recuerda que anteriormente ahí en ese espacio se encontraban frondosos árboles. No sé por qué idea o gusto, a los socios les dio por derrumbarlos.

Estaba un álamo gigantesco de mejor y mayor sombra. Otros más por un lado de las gradas y hasta un precioso guayabo. La remodelación con pavimento los mandó al traste. ¡Qué triste!