Opinión

Adopción de entrenadores

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

Dice el dicho y dice bien: “Nadie es profeta en su tierra”.

En los últimos días hemos escuchado las noticias. Los sucesos que se dan en la región del Évora. Y no crea usted, amigo lector, lectora, que son producto de la Cuarta Transformación, mucho menos por la llegada de “Alito” al tricolor. O que es la magia de estos pueblos que baña el río Mocorito. Se trata de la adopción que está surtiendo efecto en la alcaldesa de la hermana república de Angostura. Aglaeé Montoya está repatriando “talentos”, nos cuentan. Son figuras del deporte local en The Rosca City, convertidos en directivos o entrenadores de conocida solvencia, que han tomado rumbo para bien de los angosturenses. Ahí tienen ustedes que Silas Manuel Uriarte y Francisco Javier “Cochito” Romo son nuevos dirigentes del futbol en Angostura. Ellos han tomado las riendas del Club Atlético y buscan abrir mejores espacios para los futbolistas. Tomaron dicha oportunidad, pues acá en casa la FIFA no les deja espacios. La mafia del balompié no quiere que le hagan sombra, mucho menos que les coma el mandado.

Colofón. Y a propósito de guarfos, troxus, birruñis, -traducción- “Las palabras son como las abejas, tienen miel y aguijón”. ¡Ai´sí! Otro que ha cambiado de aires es el profesor Gustavo Torres. El conocido entrenador de volibol agarró el jet angosturense y se puso a las órdenes de Aglaeé, para buscar prospectos y darle otra cara al volibol del vecino municipio. “El Mariachi” Torres amenizará bonito en las fiestas patrias, aseguran. ¡Y aún hay más!