Opinión

El Ingenio

Roberto López Montenegro, asesor del alcalde Chapman, aceptó que sugirió que Carlos Ilich Osorio modificara su línea editorial

Por  El Ingenio

El pecado. No tardó mucho Roberto López Montenegro, asesor del alcalde Guillermo “Billy” Chapman, en hablar con algunos funcionarios del gabinete municipal para tratar el tema de la denuncia de amenazas de muerte que hizo en su contra el periodista Carlos Ilich Osorio.

A decir de él, le dieron el respaldo ante la acusación que “es falsa”. Sin embargo, en su defensa está el problema. Y es que acepta que tuvo comunicación con la mamá del periodista, a quien le sugirió que Carlos debería de modificar la línea editorial por ser muy agresiva, pero niega haber lanzado alguna amenaza.

El detalle es que sí se dan las circunstancias del señalamiento y por ser asesor del alcalde, el tema cobra mayor relevancia, ya que su intención fue el de coartar la libertad de expresión.

López Montenegro en el pecado lleva la penitencia: él mismo aceptó que le sugirió a la mamá del periodista que este modificara su línea editorial por su cercanía con la familia. Más claro no puede estar. Más aún: le advierte al periodista y a sus padres que si no se retractan los va a denunciar.

Cuando menos Carlos Ilich va para adelante: si antier lo denunció en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ayer lo hizo en la Fiscalía General de la República.

Provocadores. Los nombres de los funcionarios del gobierno del alcalde Chapman que quisieron tomar por asalto la asamblea de Morena el sábado pasado se supieron en ese mismo momento, pero ayer ya se dieron a conocer cuando el coordinador de Morena en Ahome, José Borunda, anunció que se presentará la denuncia en los órganos internos del partido. Se trata del subdirector de Acuicultura, Gregorio Valencia; el jefe de giras, Rosario Buelna, y el jefe de Gestión y Control Administrativo, Carlos Cervantes, entre otros.

Muchos consideran que no hicieron todo el operativo de acarreo por sus “pistolas” sino que recibieron todo el respaldo de “arriba” para apoderarse de la asamblea y elegir a los consejeros, lo que no les funcionó por la resistencia de los verdaderos morenistas y porque la delegada especial canceló la reunión por la amenaza con arma de fuego que sufrió. Como era de esperarse, el alcalde Chapman jura y perjura que no tuvo nada que ver en el caso, lo malo es que algunos no le creen.  

Tibieza. Para sorpresa de muchos, el coordinador de los diputados locales priistas en Sinaloa, Sergio Jacobo Gutiérrez, fue muy tibio en su posición en torno al gobierno del alcalde ahomense Guillermo “Billy” Chapman.

Pese a los múltiples escándalos en que se ha visto envuelto este y sus funcionarios, Jacobo Gutiérrez parece que vive en otro estado, ya que dice no tener información suficiente para dar una opinión en torno a Chapman y su gobierno. ¿No la tiene o no se quiere comprometer?

Sea por una cosa u otra, muchos ahomenses no quedaron muy satisfechos de la posición del líder priista en el Congreso del Estado en donde se tienen denuncias de juicios políticos en contra de Chapman. Algunos priistas esperaban más de él.

El proyecto. Dicen que Luis Miguel Torres Armenta tiene sus días contados como jefe del Órgano Interno de Control del Ayuntamiento de El Fuerte. Y es que se habla que la alcaldesa Nubia Ramos tiene otros planes para él. Lo va a mandar a la presidencia del PRI, en lugar de Rosario Estrella, con el fin de que opere la candidatura a la alcaldía para dejar heredero. Sin embargo, para algunos el hecho de que llegue Torres Armenta es darle la puntilla al tricolor, aunque Ramos no lo ve así.

Estáticos. Perplejo dicen que se quedaron el alcalde de Choix, Omar Gill Santini, y sus colaboradores ante los señalamientos de la líder del PAN, Camerina Reyes Soto, que les dijo de todo. Los extraño es que por qué nadie ha salido a rebatirla.