Mundo

Tablet explota mientras era cargada; niño resulta ileso

El aparato quemó la cama del niño, quien por suerte salió ileso, pero se encontraba a pocos centímetros del dispositivo

Por  Martha Isis Carrillo

Tablet explota mientras era cargada; niño resulta ileso(Pixabay/tubarelli0)

Tablet explota mientras era cargada; niño resulta ileso | Pixabay/tubarelli0

Reino Unidos.-  Un menor de 11 años dejó su tablet cargándose sobre su cama toda la noche, cuando se despertó su cama tenía un agujero, así lo dieron a conocer los medios locales.

El incidente ocurrió el pasado miércoles en una casa en Staffordshire. El aparato quemó la cama del niño, quien por suerte salió ileso, pero se encontraba a pocos centímetros del dispositivo.

Tras el terrible acontecimiento los cuerpos de rescate emitieron una alerta insistiendo a la comunidad a que no dejen cargando sus dispositivos en superficies inflamables. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Un portavoz informó que la tableta en cuestión era nueva y estaba conectada al cargador original.

Tablet explota mientras era cargada; niño resulta ileso Foto: Pixabay/tubarelli0

La tablet fue puesta a cargar alrededor de las 21:00 horas, pero se sobrecalentó y se quemó durante toda la noche, informan los 
medios. Según las autoridades, el colchón se quemó hasta los resortes y, por suerte, no se desató un incendio o algo mayor.

Usar celulares y tablets podría hacer que aumentes de peso

Alternar sin pensar entre su smartphone y otros dispositivos de medios de comunicación, y viceversa, podría conducir a un aumento de peso, advierten unos científicos.  Un pequeño estudio reciente encontró que las personas que tenían una costumbre enraizada de hacer muchas tareas a la vez también tendían a tener más peso.

Es posible que esos dispositivos estén en realidad cambiando al cerebro, teorizó el autor principal, Richard López, miembro postdoctoral en psicología en la Universidad de Rice, en Houston. En términos del peso, esto podría significar menos autocontrol cuando haya alimentos que engordan disponibles. 

En su estudio, López y sus colaboradores pidieron a 132 estudiantes, de 18 a 23 años, que respondieran a preguntas sobre con qué frecuencia acostumbraban a realizar tareas múltiples de forma simultánea, y qué tan fácilmente se distraían. Ciertas preguntas (por ejemplo, ¿Tiene el impulso de revisar su teléfono mientras habla con otra persona?) estaban diseñadas para detectar un uso compulsivo o inadecuado del teléfono celular.

Los investigadores encontraron que los participantes del estudio con unas puntuaciones más altas en el cuestionario tendían a pesar más que los que tenían unas puntuaciones más bajas, lo que sugiere un posible vínculo entre ambas cosas. 

Entonces, el equipo de López hizo que 72 de los estudiantes se sometieran a una IRM del cerebro mientras les mostraban una serie de imágenes. Entre las imágenes se incluyeron imágenes de alimentos deliciosos que engordaban.