Mundo

Marcha en Buenos Aires en apoyo a las protestas en Chile

En Chile rige este lunes por tercer día consecutivo un toque de queda nocturno debido a las protestas que se iniciaron este mes

Por  AFP .

Marcha en Buenos Aires en apoyo a las protestas en Chile(AFP)

Marcha en Buenos Aires en apoyo a las protestas en Chile | AFP

Buenos Aires.- Varios centenares de personas se manifestaron este lunes en Buenos Aires en solidaridad con las protestas en Chile en una marcha frente al consulado de ese país.

Al grito de "¡renuncia Piñera!", en referencia al mandatario chileno, y con banderas del país andino, los manifestantes repudiaron la represión que ya suma 11 muertos en las protestas que estallaron la semana pasada en Chile.

"Hay una crisis social increíble de hace años en la cual este gobierno y los gobiernos anteriores no han satisfecho las demandas sociales de las personas que en el fondo son salud, educación, pensiones", dijo a la AFP Paula González, una auxiliar médica chilena de 28 años residente en Argentina.

En Chile rige este lunes por tercer día consecutivo un toque de queda nocturno debido a las protestas que se iniciaron este mes en rechazo al alza en el precio del boleto del metro y que el viernes escalaron a una inusitada ola de violencia.

Manifestantes. Fuente: AFP

El presidente Sebastián Piñera condenó los disturbios y el domingo consideró que su país se encuentra "en guerra contra un enemigo poderoso".

En Buenos Aires Juan José Merelos, un artista chileno de 26 años, se declaró indignado con la situación en su país natal "porque el gobierno chileno siempre ha abusado".

Se roban los ríos, los mares, privatizan todo, todo está privatizado en Chile", se quejó.

En las pancartas que portaban los manifestantes en la capital argentina podía leerse "fuera los militares de las calles de Chile", o "Maldito el soldado que apunta su arma contra el pueblo".

La marcha transcurrió de forma pacífica pero terminó con algunos incidentes y corridas con contenedores de basuras incendiados y destrozos callejeros por los que intervino la policía.

Un camarógrafo resultó con un corte en la cabeza y otro periodista también sufrió heridas y el robo de sus equipos tras ser atacados por un pequeño grupo, luego dispersado por la policía.