Mundo

Congo registra dos contagios de ébola en ciudad fronteriza

El ministerio aconsejó evitar viajes innecesarios al área de Goma

Por  AP

En esta imagen del domingo 14 de julio de 2019, sepultureros se ponen ropa de protección antes de llevar a su lugar enterramiento el cadáver de Mussa Kathembo, un académico islámico que rezaba sobre personas enfermas, y su esposa, Asiya, en Beni, Congo. Ambos murieron de ébola. (AP Foto/Jerome Delay)

En esta imagen del domingo 14 de julio de 2019, sepultureros se ponen ropa de protección antes de llevar a su lugar enterramiento el cadáver de Mussa Kathembo, un académico islámico que rezaba sobre personas enfermas, y su esposa, Asiya, en Beni, Congo. Ambos murieron de ébola. (AP Foto/Jerome Delay)

KINSASA, República Democrática del Congo (AP) — La esposa e hija de 1 año de un hombre que murió de ébola esta semana en la ciudad de Goma, en República Democrática del Congo, sufren ahora la enfermedad, confirmaron el jueves las autoridades.

Se trata de la primera transmisión del virus al interior de la densamente poblada ciudad fronteriza con Ruanda, una situación que desde hace mucho temían los expertos en salud.

Ruanda cerró brevemente su frontera con el Congo en la ciudad de más de 2 millones de habitantes mientras comenzaba la minuciosa tarea de encontrar, registrar y vacunar a las personas que tuvieron contacto con el hombre, y a los contactos de esos contactos.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

El hombre murió el miércoles después de pasar varios días en casa con su numerosa familia mientras presentaba síntomas. La presidencia del Congo dijo que toda la familia estaba en “alto riesgo” y en cuarentena. El coordinador de ébola en la provincia Kivu Norte, el doctor Aruna Abedi, confirmó el contagio de la esposa a The Associated Press horas después de haber confirmado el de la niña.

“Presenciamos la primera cadena de transmisión activa en Goma y pronosticamos que habrá más”, advirtió en un comunicado el director de respuesta de ébola del Comité de Rescate Internacional, Andre Heller.

Este brote ha matado a más de 1.800 personas, casi un tercio de ellos niños. Es ahora el segundo más mortal de la historia y la Organización Mundial de la Salud tomó la inusual medida de declararlo el mes pasado una emergencia global.

El ministro ruandés de estado para Asuntos Exteriores, Olivier Nduhungirehe, confirmó el cierre de fronteras, un día después que la OMS elogió a los países africanos por mantener las fronteras abiertas. La semana pasada, poco antes de comenzar el peregrinaje haj, Arabia Saudí aludió al brote de ébola al dejar de conceder visas a personas del Congo.

La presidencia del Congo condenó la decisión de Ruanda, y los congoleños en la transitada frontera expresaron frustración. “No puedo comprender por qué no nos hacen pruebas en lugar de cerrar estas fronteras”, dijo Angel Murhula, quien trabaja en Ruanda.

Varias horas después, la presidencia de Congo dijo que reabrió la frontera. Un comunicado del ministerio de salud de Ruanda dijo que era una “disminución en el tráfico” mientras se reforzaba la vigilancia del ébola. El ministerio aconsejó evitar viajes innecesarios al área de Goma.

La OMS ha desaconsejado las restricciones a los viajes, aunque considera “muy alto” el riesgo de que la enfermedad se expanda en la región. Cualquier cierre de frontera tiende a desviar a las personas de cruces oficiales equipados con estaciones para lavarse las manos y en donde la gente suele ser revisada para ver si tiene fiebre u otros síntomas del ébola.

En junio, tres personas que cruzaron por un paso sin vigilancia murieron en Uganda antes de que sus familiares fueran trasladados de vuelta a territorio congoleño para recibir tratamiento.