Mundo

Condenan a pena de muerte a policía que mató a un detenido en Kenia

El acusado fue declarado culpable por el Tribunal Superior de Kenia del asesinato de un hombre que se encontraba bajo custodia en 2013

Por  EFE

Foto temática(Pixabay)

Foto temática | Pixabay

Nairobi.- El Tribunal Superior de Kenia condenó a muerte hoy a un jefe de policía declarado culpable del asesinato en de un sospechoso que se encontraba detenido en una comisaría de Nairobi, en 2013.

La Fiscalía ha demostrado, más allá de toda duda razonable, que el policía causó el sufrimiento del difunto mientras estaba preso, lo que provocó su muerte",

declaró la jueza Stella Mutuku durante una vista en la citada corte, con sede en la capital keniana.

La víctima mortal, Martin Koome, fue trasladada a la comisaría de Ruaraka la noche del 19 de octubre de 2013, tras una pelea con su mujer durante la que también intentó estrangular a su hijo, según informaron medios locales.

Una vez detenido, el comisario Nahashon Mutua lo torturó y golpeó repetidamente con una barra de metal provocándole heridas en la cabeza y la ruptura de varias costillas, lesiones que horas después causarían su muerte.

"Solo la aceptación y el tiempo curarán su dolor. Es un hecho irrefutable que la muerte de Koome ha privado a su familia de un ganador de pan, un esposo y un padre. Este hecho ha cambiado sus vidas para siempre",

dijo Mutuku tras dar a conocer el fallo, en declaraciones divulgadas por los medios locales.

La Fiscalía demostró también cómo Mutua hizo todo lo posible para obstruir la Justicia, llegando a ofrecer un soborno de 1 millón de chelines kenianos (cerca de 9.000 euros) a los investigadores, además de tratar de incriminar a un preso por el asesinato.

Mutua dispone ahora de 14 días para apelar una condena muy inusual en Kenia, donde organizaciones defensoras de los derechos humanos acusan con frecuencia a la policía de asesinatos extrajudiciales, si bien esos casos no llegan a los tribunales.

Las sentencias de pena de muerte no son infrecuentes en Kenia. Sin embargo, la última ejecución por esta sentencia en el país africano fue en 1987, pues suele conmutarse por cadena perpetua 

en un país en el que no se ha efectuado ninguna ejecución desde 1987.