Mazatlán

Muy cerca el fútbol en Mazatlán con el Estadio profesional

Mazatlán espera estar listo para tener futbol profesional en el mes de mayo del próximo año, aún no se ha definido qué equipo tendrá como casa este moderno estadio, pero es un hecho que el escenario será terminado muy pronto

Por  Adrián Simental

Muy cerca el fútbol en Mazatlán con el Estadio profesional.(Foto: Paul Felfoldy/EL DEBATE)

Muy cerca el fútbol en Mazatlán con el Estadio profesional. | Foto: Paul Felfoldy/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Mazatlán ya espera la culminación de la construcción del estadio, realizada a partir del 2017, un escenario cuyo costo es de 460 millones de pesos, exclusivo para jugar futbol.

En junio del 2017, el gobernador Quirino Ordaz Coppel lanzó la licitación pública estatal con clave SOP-C-LP-EF-115-2017 con el objetivo de realizar este inmueble. La empresa Meprosa Construcciones, en conjunto con DUNN Arquitectura Ligera fueron las que se llevaron el aval para realizar dicha obra.

Las compañías ganadoras tienen experiencia en la construcción de otros estadios de futbol profesional en México, como el Akron de las Chivas, el Cuauhtémoc de Puebla y la más nueva, el espectacular estadio Alfredo Harp Helú de los Diablos Rojos del México.

La ausencia este año del futbol profesional significó un duro golpe para Mazatlán y sus aspiraciones de crecimiento en cuanto a la afición por el futbol, la llegada de la Liga Mexicana del Pacífico para fines de este 2019 no permitió seguir utilizando el Teodoro Mariscal como sede, aunque a palabra de Grupo Faharo y José Antonio Toledo Pinto, presidente de Venados de Mazatlán, las intenciones son reactivar la franquicia para el 2020, con el andar de la siguiente temporada en Liga Premier.

Foto: Paul Felfoldy/EL DEBATE

La casa los espera

Esto indica que en caso de concretarse el regreso de la liga de bronce a Mazatlán, el nuevo escenario que aún no tiene nombre sería la sede de los partidos para el conjunto mazatleco, ya sea Pacific FC u otro equipo.

Aunque de ser realidad esta opción chocaría con las intenciones de tener un equipo de Liga de Ascenso para Mazatlán, situación que sigue siendo una posibilidad más con la apertura del inmueble futbolero, la cuestión es si seguir con Liga Premier y el proyecto Venados-Faharo, trayendo al Pacific o Murciélagos, otra posibilidad sería ya con el estadio concluido buscar alguna franquicia o inversión para un proyecto futbolero que se quede en Mazatlán.

Para que esto último suceda lo más factible sería traer una franquicia ya establecida a Mazatlán para jugar en Liga de Ascenso, esto porque no se tendría que empezar desde cero y ya tendrían una estructura deportiva, requisito de la Federación Mexicana de Futbol, para seguir operando en Mazatlán.

Pese a toda la ola de especulaciones que se han generado con la construcción de este nuevo estadio en Mazatlán, nos queda claro que no es un hecho que el sueño se pueda cristalizar pronto, con todo y que el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, comentó que hay varios interesados.

La idea de la llegada de una Primera División luce complicada, según los rumores Veracruz sería uno de los candidatos para cambiar de sede, pero la situación deportiva y administrativa del equipo en los últimos años nos hacen pensar otra cosa. El resto de los 18 conjuntos de Liga MX lucen cómodos en sus sedes a menos que una catástrofe genere su descenso, algo que luce complicado con la realidad de los Tiburones Rojos del Veracruz en la tabla de cocientes.

Deportivamente, lo más factible sería la llegada de un equipo de Liga de Ascenso, ahí es donde hay más eco con los probables candidatos, sobre todo la franquicia de la familia San Román, Alebrijes de Oaxaca, o algún otro que se pueda sumar al interés o comprar una franquicia a la liga.

A reinventarse

Mazatlán, una ciudad de beisbol, históricamente, ya pone sus ojos en la construcción realizada a partir del 2017, cuyo costo es de 460 millones de pesos, exclusivo para jugar futbol.

Sin un futuro claro

El estadio tendrá capacidad para unas 20 mil personas, cuatro mil más que el Teodoro Mariscal, la disyuntiva es que nació sin un proyecto futbolístico firme, pero la intención es que ya culminados equipos de la Liga MX o Ascenso MX busquen mudarse para el verano del 2020, esto declarado por Quirino Ordaz Coppel el pasado 23 de marzo.

“Por supuesto que habrá un equipo de futbol en Mazatlán, incluso déjenme comentar, hay equipos de Primera División interesados, pero el tema es el costo, que le entren empresarios, inversionistas. La bronca ahí es la lana y tiene que ser empresario y eso generaría una enorme difusión para Sinaloa”, comentó el mandatario.

Amarrado está un equipo de Ascenso, eso lo sabemos. Pero a raíz de que la Federación Mexicana de Futbol se enteró y conoció el proyecto del estadio de futbol en Mazatlán ha despertado un gran interés para promoverlo entre los equipos de Primera División, declaró Ordaz Coppel.

En el papel y la idea de la convocatoria con la licitación manejaba un lapso de 427 días para culminar, pero esta tuvo un retraso de 20 meses; según el propio Ordaz Coppel este estadio quedaría al 100 por ciento en el mes de mayo de 2020, justamente la etapa del año en la que se realizan las reuniones de dueños de la Liga y Ascenso MX, esto para concretar los cambios de sede de algunas franquicias.

Ordaz Coppel ha declarado en repetidas ocasiones que el sueño de poder tener un equipo de futbol profesional en Mazatlán no se encuentra lejos de cristalizarse y que el estadio ha logrado atraer las miradas de diversos equipos de Primera División. Mazatlán por lo pronto ya espera con ansias la culminación del estadio moderno y vanguardista y sueña con algún día ser tomado en cuenta dentro del mapa futbolero de nuestro país.