Los Mochis

Narda toca tierra al sur de Los Mochis

La Tormenta Tropical tocó tierra aproximadamente a 35 kilómetros (km) al sur de Los Mochis, municipio de Ahome

Por  El Debate

Narda toca tierra al sur de Los Mochis

Narda toca tierra al sur de Los Mochis

Los Mochis, Sinaloa.- Con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora (km/h) y rachas de 95 km/h, a las 21:30 horas, tiempo del centro de México, el centro de la tormenta tropical Narda tocó tierra aproximadamente a 35 kilómetros (km) al sur de Los Mochis, municipio de Ahome, y a 16 km al nor-noreste de Topolobampo, ambos en Sinaloa. El sistema se desplaza al noroeste a 31 km/h.

Por lo anterior, se modificó la zona de prevención por vientos de tormenta tropical, desde Altata, Sinaloa, hasta Guaymas, Sonora. Es la segunda ocasión que el ciclón toca tierra con vientos de tormenta tropical, el primer impacto se registró a las 9:45 horas del domingo 29 de septiembre, a 15 km al este de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Durante las próximas horas Narda mantendrá las lluvias puntuales torrenciales en Sinaloa; lluvias intensas en regiones de Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán; lluvias locales muy fuertes en Sonora, y fuertes en Zacatecas. Las precipitaciones serán con descargas eléctricas y fuertes rachas de viento.

Asimismo, persistirán las rachas de viento superiores a 60 kilómetros por hora (km/h) y el oleaje de 2 a 3 metros (m) en las costas de Sinaloa y Nayarit, rachas mayores a 50 km/h con oleaje de 1 a 2 m en la costa oriental de Baja California Sur y el litoral de Sonora, así como posibles trombas marinas frente a las costas de Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit.

Se recomienda a la población que se encuentra en zonas de influencia del sistema, extremar precauciones y atender las recomendaciones de las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, ya que, debido a las lluvias, podrían registrarse deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en sitios urbanos. La navegación marítima deberá extremar precauciones.