Los Mochis

Feligreses lamentan la muerte del padre Panchito

El presbítero Francisco Valenzuela sirvió en la comunidad de San Judas Tadeo en la colonia Jaramilo por muchos años

Por  María de Jesús Estrada

Feligreses lamentan la muerte del padre Panchito(Cortesía)

Feligreses lamentan la muerte del padre Panchito | Cortesía

Los Mochis, Sinaloa.- La mañana de este lunes 1 de julio falleció el Presbítero Francisco Valenzuela, quien permaneció durante muchos años como párroco encargado de la iglesia de San Judas Tadeo, ubicada en la colonia Jaramillo de esta ciudad de Los Mochis.

“Hoy primero de julio dedicado a la Divina Providencia, Dios ha llamado para celebrar la Cena del Cordero por toda la eternidad a nuestro muy querido padre Panchito, oramos por su alma sacerdotal al Dios Providente que tanto nos ama, en espera de las indicaciones que se nos hagan saber, dónde será velado y dónde se oficiará la santa Misa exequial. Nosotros nos unimos espiritualmente”, expresó el padre Rodolfo, actual párroco de San Judas Tadeo.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Asimismo, informó que el novenario se celebrará en esta misma parroquia, a donde podrán acudir los feligreses que hoy lo recuerdan con mucho cariño por tantos años de convivencia.

El padre Panchito permaneció durante muchos años como párroco encargado de la iglesia de San Judas Tadeo, ubicada en la colonia Jaramillo. Foto: Cortesía

El padre Francisco José Valenzuela Valenzuela nació en Culiacán el 6 de julio de 1968. Ingresó al Seminario diocesano, en 1983, donde estudio en bachillerato, filosofía e inicio su formación teológica.  Posteriormente fue enviado al Seminario mayor de la Arquidiócesis de Guadalajara, donde culminó su ministerio diaconal.

El 29 de junio de 1995 recibió la Ordenación presbiteral por Mons. Benjamín Jiménez Hernández en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Rosario, en esta Cd. Capital.

Durante cinco años fue párroco de la Parroquia de San Antonio de Padua en El Palmar de los Sepúlved.  De 1995 a 2005 se dedico a evangelizar y visitar  numerosas comunidades foráneas en la amplia jurisdicción parroquial.

Al concluir su labor evangelizadora fue designado a Cuasiparroquia de San Judas Tadeo en la Cd. de Los Mochis, donde fue conocido como el Padre Panchito y mostró espíritu de fe apertura y disposición  para asumir los designios de sus superiores.

En 2013 se traslado a la ciudad de Culiacán donde estuvo al frente de la parroquia de La Divina Providencia

Lee también: Rubén Jaramillo, invasor con estilo