Insólito

Madre corre maratón mientras empuja carriola con sus tres hijos

Cynthia Arnold, de 35 años, rompió el récord Guiness al correr un maratón empujando una carriola con sus tres hijos a bordo

Por  Raúl Durán

La mujer recorrió la distancia de 42.16 km con el peso añadido de 58.96 kg por la carriola y sus hijos.(Foto: Instagram Missoula Marathon)

La mujer recorrió la distancia de 42.16 km con el peso añadido de 58.96 kg por la carriola y sus hijos. | Foto: Instagram Missoula Marathon

Montana.- Una mujer de 35 años rompió el récord mundial Guiness al correr un maratón mientras empujaba una carriola con sus tres hijos pequeños a bordo.

El insólito suceso se dio en el Half Marathon de Missoula, en el estado de Montana (EU). La orgullosa madre y maratonista Cynthia Arnold decidió romper el récord mundial que había alcanzado el año pasado en el mismo evento.

Para romper su anterior récord, Cynthia tenía que recorrer 26.2 millas (42.16 kilómetros) en cuatro horas con seis minutos. Sorprendentemente, recorrió la distancia en tres horas con 11 minutos.

A esta proeza se añade el factor de que sus tres hijos son más grandes y pesados que el año pasado, sumando un peso de aproximadamente 130 libras (58.96 kilogramos), más las 55 libras (24.94 kg) de la carriola.

Arnold asegura que se estuvo preparando para esta maratón desde el invierno del 2018, además de participar en otro maratón en febrero y una serie de carreras de 20 millas de distancia, en algunas de las cuales llevaba la carriola con sus hijos, que tienen las edades de seis, cuatro y un años, quienes disfrutan tanto como ella participar en estos eventos.

Pese a contar con el apoyo de los espectadores, quienes reconocían a Cynthia por su participación el año anterior, las dificultades no estuvieron ausentes en la carrera, pues poco antes de arrancar, la cámara de video que estaba colocada en la carriola se cayó. 

Cabe decir que registrar en video el acto es un requisito para calificar a un récord mundial Guiness. Por fortuna, Arnold se las ingenió para atar la cámara a la carriola con cinta y proceder a la acción.

Lo demás fue prácticamente pan comido para ella.

Es interesante para mí cómo ha cambiado mi perspectiva  medida que he crecido como madre. Solía estresarme tanto por las carreras, y ahora es lo último en lo que pienso.

Tras haber superado su propio récord, y en espera del reconocimiento oficial de Guiness, la mujer ya se encuentra planeando su próxima participación en un maratón este otoño.

Con información de Runner's World.