Guadalajara

Los estragos que dejó las fuertes lluvias en Guadalajara

El Centro de Guadalajara, colonias como Americana y Moderna sufrieron los estragos de árboles caídos, transporte fuera de servicio e inundaciones

Por  Agencia Reforma

Lluvias en Guadalajara provocan caos(Reforma)

Lluvias en Guadalajara provocan caos | Reforma

Guadalajara, Jalisco.- Calles y pasos a desnivel inundados, Macrobús fuera de servicio, árboles caídos, autos varados y la Ciudad hecha un caos tras las lluvias registradas ayer por la noche en Guadalajara.

El Centro de Guadalajara y colonias como Americana y Moderna fueron las zonas más golpeados por la lluvia de ayer. Se reportó la caída de pequeñas bolas de granizo y vientos con rachas superiores a los 30 kilómetros por hora, suficiente para volar el mobiliario de algunos restaurantes asentados en la Avenida Chapultepec.

El agua, dicen expertos, reconoce sus caminos y ayer la Calzada Independencia, como en cada tormenta, se inundoó. Por ahí corría el Río San Juan de Dios, pero entre 1903 y 1911 fue entubado.

La acumulación de líquido sobre la Calzada, hasta 40 centímetros entre La Paz y Niños Héroes, provocó que el Macrobús frenara su paso por casi una hora.

El paso a desnivel de Washington y Roble tuvo que ser cerrado, pues el agua superó el metro de altura. Foto: Reforma

La falta de infraestructura, sumado con la basura, provocó que tres pasos a desnivel -Niños Héroes e Inglaterra; Washington y Mariano Otero, y Washington y Roble- tuvieran que ser cerrados a la circulación, pues el agua superó el metro de altura.

En Lázaro Cárdenas, a la altura de los Arcos del Milenio, hubo acumulación de agua. Ciudadanos reportaron que el nivel impedía el paso vehicular; sin embargo, la Unidad de Protección Civil de Guadalajara aseguró que se trató de un encharcamiento de 25 centímetros.

En la pasada Administración se invirtieron159.2 millones de pesos en la construcción de colectores y otras acciones encaminadas a mitigar las inundaciones, pero no hubo resultados, pues al inicio del temporal, el paso a desnivel de Lázaro Cárdenas y Mariano Otero alcanzó más de un metro de altura.

El 13 de julio, el Siapa terminó la construcción de una boca de tormenta de 75 metros cuadrados, taludes y un murete de medio metro de altura para captar el agua de lluvia hacia el colector, esto en un intento más por mitigar las inundaciones en este punto. No se precisó la inversión realizada por esta Administración.

A quienes estaban en el Centro, los impermeables deshechables les salvaron de la mojada. Foto: Reforma

Debido a las inundaciones en calles, cuatro carros quedaron varados. Los tripulantes tuvieron que se rescatados por Bomberos de Guadalajara. No se reportaron lesionados graves, sólo raspones en el conductor de una motocicleta que cayó de su unidad.

En cuanto a árboles caídos, pese al programa de retiro de ejemplares secos y en riego, en el cual Guadalajara invertirá 10 millones de pesos, hasta el cierre de la edición se habían reportado cuatro.