Cultura

Palacio de Bellas Artes, la corona del arte en México

Su construcción se inició en el mandato de Porfirio Díaz. En el 2014 se cumplieron 80 años de su inauguración oficial. Es la cuna de las obras monumentales de los más importantes muralistas, pero también es la casa de la danza, teatro, música y ópera

Por  Maribel Arredondo

Palacio de Bellas Artes. Foto: Maribel Arredondo(El Debate)

Palacio de Bellas Artes. Foto: Maribel Arredondo | El Debate

Mazatlán.-Custodio de algunos de los murales más representativos de México, el Palacio de Bellas Artes es uno de los recintos más imponentes e importantes del país. Es la casa de la danza, el teatro, la plástica, la música clásica, y por supuesto, la ópera.
Su diseño fue encargado al italiano Adamo Boari, quien con un estilo Art Nouveau y Art Decó logró crear el palacio de mármol, conocido mundialmente en la actualidad, declarado en 1987 por la Unesco  Monumento Artístico.

Murales del Palacio de Bellas Artes. Foto: Maribel Arredondo

Pieza monumental

Cuenta con cuatro pisos,  estacionamiento subterráneo, una altura de 53 metros, decorado por múltiples esculturas. Su construcción se inició al final del mandato de Porfirio Díaz, quien colocó el 12 de abril de 1905 la primera piedra de lo que sería en ese tiempo el Nuevo Teatro Nacional, para la celebración del centenario del inicio de la Independencia de México.
Fue inaugurado de forma oficial el 29 de septiembre de 1934 por el presidente Abelardo L. Rodríguez. Para esa ocasión tan especial se presentó la obra teatral La verdad sospechosa, escrita por Juan Ruiz de Alarcón.  

Exposiciones en el Palacio Bellas Artes

Ha servido para importantes eventos, tanto culturales, sociales como políticos. Pero también se les han rendido homenajes póstumos a grandes estrellas de diversas artes. Abrió sus puertas para despedir del mundo, el 8 de septiembre de 1949, al muralista José Clemente Orozco. Luego, el 13 de junio de 1954, fue sede del adiós de la pintora Frida Kahlo.  
Otras de las celebridades a las que les dieron el último adiós en el referido espacio fue al fallecido cantante Juan Gabriel, quien cantó por última vez ahí en 2013, evento con el cual celebró cuatro décadas de trayectoria artística.

Homenaje Postumo a diversos artistas han tenido lugar en el Palacio de Bellas Artes. Foto: Cuartoscuro

En la lista de famosos que  tras su muerte han estado de nuevo en el Palacio de Bellas Artes resaltan Diego Rivera, “Cantinflas”, Agustín Lara, María Félix, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Carlos Chávez, Lola Beltrán, Rufino Tamayo, Rosario Castellanos,  Carlos Monsiváis y Gabriel García Márquez.

Foto: Cuartoscuro

Dentro de sus múltiples características resalta que es sede principal de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Danza, la Compañía Nacional de Ópera y el Ballet Folclórico de México.

Foto: Cuartoscuro

Detalles

Cuenta con una gran cantidad de esculturas y figuras en altorrelieve. Pero una de las características que lo hacen único es que tiene un telón de cristal, el cual muestra las imágenes de los volcanes mexicanos y evoca  una obra el Dr Átl.

Mural de Siqueiros en Palacio de Bellas Artes. Foto: Maribel Arredondo

Lo sorprendente es que tiene un peso de 24 toneladas. Entre los detalles a resaltar figuran las puertas y las ventanas, las cuales cuentan con  detalles forjados en hierro, con figuras de la flora y fauna de México.
Tiene ocho salas de exposición, aparte de espacios para conciertos, entre ellos las salas Manuel M. Ponce y la Adamo Boari. Cuenta con una cafetería, una librería y salas de exposiciones temporales.  

Mural de José Clemente Orozco en el Palacio. Foto: Maribel Arredondo

Obras de gran formato

El Palacio de Bellas Artes cuenta con una gran riqueza cultural, que incluye 17 murales pintados entre 1928 y 1963 por Diego Rivera (El hombre en la encrucijada mirando con incertidumbre pero con esperanza y una visión alta en la elección de un curso que le guíe a un nuevo y mejor futuro, conocido como El hombre controlador del universo; Carnaval de la vida mexicana), José  Clemente Orozco (Katharsis), David  Alfaro Siqueiros (La nueva democracia,  Tormento de Cuauhtémoc y Las víctimas de la guerra),  Rufino Tamayo (Nacimiento de la nacionalidad y México de hoy), Manuel Rodríguez Lozano (La piedad en el desierto), Roberto Montenegro (El ángel de la paz), Jorge González Camarena (La humanidad se libera de la miseria), piezas de gran formato que plasman la lucha social de los mexicanos en obras que son iconos.

Mural de Diego Rivera en Bellas Artes. Foto: Maribel Arredondo


En un principio se tenía contemplado que se realizará la construcción del Palacio de Bellas Artes en cuatro años, pero tardó 30 años y por fin fue inaugurado oficial el 29 de spetiembre de 1934.