Culiacán

Obra en río Culiacán enfrenta a vecinos con director del Tres Ríos

Habitantes de Juntas del Humaya y de la Flores Magón están inconformes porque están tapando parte del cauce del río

Por  Angelina Corral

Aspectos de la manifestación de los inconformes.(Foto: El Debate)

Aspectos de la manifestación de los inconformes. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Molestos porque el Desarrollo Urbano Tres Ríos está construyendo un talud hacia el lado del Congreso, que abarca mucho cauce del río Culiacán, vecinos de las colonias Juntas del Humaya y Flores Magón realizaron una manifestación la tarde de ayer en la presa derivadora. 

De acuerdo con los inconformes, este proyecto les ocasionará inundaciones. También denunciaron que les están quitando un bordo de tierra que funcionaba como protección natural para que el agua no terminara en sus casas. 

Inconformidad

La molestia de los vecinos inició cuando empezaron a ver que, con tierra, la maquinaria tapaba el cauce de una de las compuertas de la presa derivadora, y pidieron explicaciones del proyecto, pero ni el Ayuntamiento ni el Gobierno estatal ni la Conagua les dieron una respuesta. 

Fue hasta la tarde de ayer cuando manifestaron que al lugar llegó personal de Conagua y el director de Desarrollo Tres Ríos, Víctor Manuel Parra Pérez. 

Aclaración 

El representante del Tres Ríos les explicó que la obra que se está ejecutando es para evitar inundaciones en el Congreso y sus alrededores, y les aseguró que no generará problemas en sus colonias.

Aclaró que no han cedido el terreno a ningún particular para que edifique viviendas o edificios porque por ley no pueden hacer eso. Autoridades de Conagua reconocieron que hay un litigio debido a que un particular está reclamando una parte del río cercana a donde se está trabajando. 

Tras varios minutos de estar dialogando de forma ríspida, se acordó que se les enseñará a los habitantes la maqueta del proyecto. Parra Pérez les sugirió a los inconformes que solicitaran ante Protección Civil un diagnóstico de riesgos y con este puedan realizar escritos a las autoridades correspondientes para pedir un proyecto que prevenga inundaciones. 

Algunos manifestantes no quedaron conformes con las explicaciones y acusaron que por querer proteger a los diputados en el Congreso prácticamente les están echando el agua del río a ellos.